Experiencia de las familias de pacientes con cáncer de mama

El Trabajo Fin de Grado defendido por Sara Sáenz de Villaverde y dirigido por Amparo Zaragoza, de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra, se centra en detectar los factores que caracterizan la convivencia con esta enfermedad y cómo afecta a los familiares de estos pacientes. El texto completo se puede ver en Dadun en acceso abierto.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más prevalente, del cuál se han diagnosticado más de 2,2 millones de casos durante el 2020, siendo la principal causa de fallecimiento en mujeres. Se estima que una de cada 12 mujeres padecerán este tipo de cáncer a lo largo de su vida. A pesar de la alta prevalencia se han logrado grandes avances en su tratamiento. Esto se debe a la detección precoz y terapias como la cirugía, radioterapia, quimioterapia y farmacoterapia. Estos tratamientos pueden desencadenar en sufrimiento psicológico debido a las consecuencias físicas que producen. Este sufrimiento psicológico puede, en algunos casos, llevar al aislamiento generando dificultades en las relaciones sociales y emocionales.

La familia es el principal contacto social de los pacientes con cáncer de mama. Además, en ocasiones, son sus proveedores de salud, ya que la familia es considerada el centro social de los individuos y cimiento de la socialización y transmisión de valores. Las familias también son centro tanto de preocupaciones como de alegrías para los pacientes con cáncer de mama. En definitiva en el seno familiar se vive desde el momento del diagnóstico, pasando por el tratamiento hasta el proceso psicosocial e incluso el transcurso de la rehabilitación. Así, llegamos a la conclusión de que el cáncer es una enfermedad que no solo afecta al paciente, sino también a la familia como unidad y a sus componentes como individuos. Como componente de la familia, las personas que conviven con el paciente asumen tareas que el familiar enfermo no puede llevar a cabo y estas nuevas tareas se suman a las que ya desarrollaban. Se da entonces una reestructuración y cambio de roles, adquiriendo nuevas responsabilidades entre las que se encuentra el cuidado del enfermo. Estos cambios en la dinámica familiar pueden llevar a una menor calidad de vida debido a los nuevos roles asumidos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: