La Directiva PSI de la Unión Europea, en revisión para incluir la ciencia abierta

Imagen compartida por G.emmerich bajo licencia CC BY-SA 3.0.

SPARC Europe, junto con DCC, EBLIDA, LIBER e IFLA, están impulsando el compromiso hacia la ciencia abierta por parte de las instituciones de la Unión Europea. Se está negociando una revisión de la Directiva PSI, de manera que obligue a que los datos de investigación que se obtengan como resultado de los proyectos financiados con fondos públicos sean abiertos por defecto, según explica SPARC Europe.

La Directiva 2013/37/EU, conocida como Directiva PSI, fue modificada en 2013 y trata sobre reutilización de la información en el sector público, con el objetivo de favorecer la innovación y la transparencia. Conlleva la obligación para los estados miembros de la Unión Europea de adaptar su legislación y en España se traduce en la Ley 37/2007 sobre reutilización de la información del sector público.

Con la revisión propuesta, una vez aprobada, la Directiva pasaría a denominarse «Directiva de datos abiertos e información en el sector público» y hará que los datos de investigaciones financiadas sean reutilizables, según informa la Comisión Europea.

Anuncios

La CRUE se compromete con la Open Science

Crue Universidades Españolas, integrada por 76 universidades españolas, ha dado un paso hacia el compromiso con la Open Science o Ciencia Abierta, que promueve el acceso abierto a las publicaciones científicas y los datos de investigación y supone un «cambio estructural en la manera de concebir tanto la investigación como la difusión de sus resultados», según explica en su sitio web.

Este compromiso implica poner en marcha medidas para impulsar la Ciencia Abierta y se concreta en diez acciones:

  1. Conocer la situación del acceso abierto en España y hacer seguimiento de su evolución.
  2. Recopilar y hacer público el gasto de las universidades en el acceso a los recursos de información electrónicos, así como el coste que supondrían las APC (pago por acceso abierto inmediato).
  3. Negociar con los editores de publicaciones científicas el acceso abierto inmediato y promover precios equitativos.
  4. Sensibilizar a los agentes del sistema de I+D hacia la Open Science.
  5. Explorar formas de incentivar la implantación de la Open Science con modelos de evaluación y reconocimiento diferentes de los actuales, mediante la creación de un grupo especializado.
  6. Incentivar y reconocer el cumplimiento de los objetivos de la Open Science
  7. Impulsar la creación de una infraestructura nacional para el almacenamiento, gestión y publicación de datos científicos, federada en European Open Science Cloud (EOSC).
  8. Adherirse a los principios de la EOSC Declaration.
  9. Consolidar un grupo de trabajo intersectorial sobre Open Science.
  10. Participar en foros nacionales e internacionales en los que se evalúan alternativas para la implantación de la Open Science.

OpenAIRE reitera su apoyo para alcanzar los objetivos del Plan S y propone unas recomendaciones

OpenAIRE (Open Access Infraestructure for Research in Europe), el proyecto de la Comisión Europea para la Ciencia Abierta, considera los objetivos del Plan S promovidos por el Consorcio cOAlition S, un importante impulso para alcanzar el acceso abierto, el descubrimiento, el enriquecimiento y la preservación de los resultados de la investigación, para complementar los esfuerzos que ya se están haciendo.

OpenAIRE, en la OpenAIRE’s response on the Implementation Guidelines of Plan S, plantea una serie de requisitos a tener en cuenta en la implementación de la guía del Plan S, Technical Guidance and Requirements, de cOAlition S. En estas recomendaciones se propone la revisión de cuatro importantes líneas para el desarrollo del Plan S relacionadas con:

  • El establecimiento de un período de transición que permita una infraestructura de repositorios, plataformas y revistas que cumplan con los estándares de acceso abierto aceptados. Se recomienda el uso de las guías OpenAIRE Guidelines para utilizar esquemas de metadatos estandarizados que se emplean en todo el mundo e incluir APIs abiertas, sin barreras técnicas ni restricciones para permitir la lectura y descarga de textos y datos, entre otras.
  • Unas pautas más concretas sobre las licencias de derechos de autor sobre los trabajos y los repositorios. OpenAire demanda menos ambigüedad a la hora de recomendar licencias Creative Commons y determinar licencias más efectivas como por ejemplo CC BY 4.0 o licencias compatibles. También las recomiendan para los repositorios en su guía Making your repository open.
  • La definición de los costes y cargos de procesamiento de los artículos (APCs) que establecen los editores. Para ello sugieren empezar por definir límites similares siguiendo el ejemplo que recogen en OpenAIRE FP7 OA post-grant pilot, así como la transparencia con, por ejemplo, iniciativas como OpenAPC.
  • Que los datos abiertos sobre citas, siguiendo los estándares de la Iniciativa I4OC, sean una medida de obligado cumplimiento para introducir la transparencia en las métricas del sistema de comunicación científica.

Estas y otras recomendaciones se detallan en OpenAIRE’s response on the Implementation Guidelines of Plan S. OpenAIRE apoya también aspectos recogidos en el Plan S como el depósito en repositorios de acceso abierto de conformidad con OpenAIRE, es decir, que todos los documentos depositados contengan metadatos correctos, tengan la identificación del proyecto de financiación y cumplan los derechos de acceso.

Principios FAIR: buenas prácticas para datos abiertos de investigación

Con el objetivo de desarrollar la filosofía de la Ciencia Abierta, la Comisión Europea requiere, desde enero de 2017, que todos los proyectos financiados con el Programa Horizonte 2020, salvo excepciones justificadas, garanticen el acceso abierto a los datos de investigación.

Junto al requerimiento de desarrollar un plan de gestión de datos de investigación, hay que depositar en abierto estos datos siguiendo los principios FAIR (acrónimo de Findable, Accessible, Interoperable y Reusable), que se publicaron en 2016 en la revista Scientific Data de Nature, en el artículo Principios FAIR para el manejo y administración de datos científicos.

Los principios FAIR consisten en un conjunto de cualidades para conseguir que los datos sean:

  1. Encontrables: asignando un identificador único y persistente DOI o handle, describiendo los datos con metadatos enriquecidos, incluyendo el identificador asignado e indexándolos en un recurso de búsqueda.
  2. Accesibles: utilizando protocolos estandarizados de comunicación que sean abiertos y gratuitos. Cuando los datos no puedan ser abiertos por razones de privacidad, seguridad nacional o intereses comerciales, el protocolo debe permitir procedimientos para la autentificación y la autorización.
  3. Interoperables: los metadatos deben utilizar formatos, lenguajes y vocabularios acordados por la comunidad y contener enlaces a información relacionada mediante identificadores.
  4. Reutilizables: asignando metadatos con atributos que proporcionen información contextual y metadatos de información sobre su procedencia. Deben utilizar una licencia abierta y legible por ordenador y estándares que use la comunidad del dominio concreto, para permitir su reutilización.
Principios FAIR.

Imagen: Australian National Data Services.

Publicar los datos de investigación en acceso abierto y siguiendo los principios FAIR permite cumplir con el siguiente lema: «as open as possible, as closed as necessary». Nos recuerda la importancia de hacer los datos abiertos en la medida en que sea posible, y lo necesariamente cerrados para proteger los datos personales, sensibles, médicos, de salud, datos relacionados con temas de confidencialidad, de seguridad o en caso de que puedan ser explotados comercialmente o industrialmente.